Desahogo y reseñas

Textos

Te extrañé todo el día

julio 4, 2021

Te extrañé todo el día

Hoy no supe qué hacer, te extrañé todo el día.

Me he estado deshaciendo, me quito pedazos de mí para entretenerme con algo, sólo para no llamarte.

Estoy recordando tu risa, tu sonrisa, tus ademanes… te extrañé todo el día.

Estaba orgullosa de mi avance porque ya no te había extrañado tanto, es más, había pasado los días con el mínimo dolor y con la pura nostalgia de los recuerdos, sentía bonito en el corazón: hoy no fue así.

Te busqué en cada parte de mí y solté una lágrima en cada parada, tú sigues aquí conmigo ¿cómo es que aún no te has ido? No debí extrañarte tanto.

Ojalá me sientas de alguna forma y sepas que todavía te amo, que no ha habido segundo de ningún día en el que haya dejado de hacerlo. Ojalá me sientas y sepas que sigo aquí, como siempre, teniéndote conmigo.

Yo no quería llorar, pero hoy que no supe qué hacer, me sentí muy sola. No tuve lugar a dónde correr y sentirme abrazada, incluyéndote ¿Dónde estabas? Perdón por reclamarte lo que juramos ya no hacer más, pero en estos días donde la soledad me invade, tú eras siempre el lugar seguro y hoy no hubo nadie, nadie, nadie.

Pero aquí estoy, llorando, extrañándote, amándote, enviado de mi alma a tu alma un abrazo, porque quiero seguirte recordando que no importa cuánto tiempo pase ni cuántos días transcurran, yo estaré aquí siempre.

Sé que en este punto yo ya ni debería hacer promesas, sé que no debería decir nada… es que eres tú.

Hoy no supe qué hacer, te extrañé todo el día pese a que estás en cada parte de mí.

Espero que estés bien, feliz y agradecida. Hoy fue un día de excepciones, te prometo que no me siento así todo el tiempo, sólo hoy, realmente espero no decepcionarte.

Por siempre, Z.


    Written by:


    previous post

    Cómo no


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    cinco × cuatro =

    Follow by Email
    Facebook
    Twitter