Desahogo y reseñas

Reflexiones Textos

OTRA VEZ

mayo 25, 2019

OTRA VEZ

Otra vez me siento frustrada, sí, otra vez. Yo creo que es algo que la gente no deja de sentir nunca; pienso que solo lo ponemos en pausa, una pausa necesaria para darnos la oportunidad de respirar tranquilos aunque sea sólo un momento ¿esta pausa necesaria puede ser algo imaginario?

Detesto sentirme frustrada pues me hace sentir de todo, aunque en negativo: enojo, tristeza, irritación, cansancio y hasta alegría (alegría en sentido negativo pues es una alegría muy explosiva que no lleva a la paz, se queda en frustración). Todos los sentimientos son similares y fuertes, muy fuertes.

No logro entender por qué dentro de la frustración las emociones se sienten tan intensas al punto donde el cansancio decide tomar el poder absoluto y domina al resto de sentimientos, creo que es una de las partes más difíciles pues ese cansancio no se quita tan fácil, es un agotamiento que perece no ser exclusivo de lo físico, incluso ni de lo mental; parece ir más allá, a un mundo sin explicaciones concretas y, al mismo tiempo, con un concepto muy abstracto, no nos dice nada. El cansancio en la frustración es silencioso pero muy poderoso, lo detesto.

Otra vez estoy sintiendo esta mierda, sí, otra vez. No me bastan mis propias explicaciones ni las explicaciones del resto del mundo sobre esta frustración. No me basta nada dicho y sé que no me bastará lo que falte por decir. Y eso me hace mierda, por eso la siento… y hago mierda a los demás mientras destrozo mi vida en el lapso frustrante. Los hiero, me hieren: nos duele. Creo que soy muy afortunada al poder hablar de un “nos” que incluye a mis personas amadas, aun así no puedo evitar ser una carga molesta.

Otra vez me estoy sintiendo insuficiente, sí, otra vez. Y “otra vez” porque este estado de frustración donde las emociones se disparan y rebotan aun con más fuerza, ama volver. Sí, a la maldita frustración le encanta desaparecer de la nada y hacer una aparición estelar aún más inesperadamente (o tal vez yo la obligo a volver… qué curioso sería eso ¿tan aburrida es mi vida de respiros necesarios para no volverme loca?) y vuelve a quedarse por periodos de tiempo donde siento esta mierda, hago mierda y me siento insuficiente para todos y para mí misma. Es un estado muy irritante.

Bien, creo que  al final es algo que siempre sucede una y otra vez.

***

Las cosas chistosas que puede decir una mente cansada y aburrida en clase.


    Written by:



    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *