Desahogo y reseñas

Uncategorized

Realidad alterna: versión 2

abril 18, 2021

Realidad alterna: versión 2

Entro a tu casa, junto a los chicos de baile. Ella está frente a mí y me mira como si me conociera. ¿Alguna vez le contaste algo? Nunca nos habíamos visto en persona, nunca la llevabas a las reuniones de trabajo, yo también prefería no llevar a nadie para estar contigo y sólo platicar, como en los viejos tiempos. Nos llevábamos tan bien ahora que nadie sospechaba que muchos años atrás había habido algo tan fuerte entre los dos.

Que no fuimos más que amigos. Digo yo.

No conocí nunca tu casa de casado.

Pero me sabía de memoria tu departamento.

Aún recuerdo como si fuese ayer, cuando volvimos a hablar y me explicaste el mensaje. El de mi cumpleaños. Y yo volví a caer, porque cuando me decías la verdad, no podía hacer mas que lo que tú me pidieras. Supongo que por eso siempre me quedé contigo, siempre fuiste honesto conmigo, nunca me ocultaste nada. Yo te ocultaba todo.

Después de ese día algo volvió a encenderse en mí, y sentí cómo te encendías tú también. Habíamos vuelto a ser.

Y cuando resultó que todo había vuelto a terminar, nos alejamos unos meses, me fui fuera y no me buscaste.

Al volver entendí todo, y me alegré tanto por ti que a veces todavía me pregunto si de verdad no llegué a amarte aunque sea un poquito. Me sentí libre al verte libre con ella. Sabía que los ojos no te brillaban coom conmigo, pero te vi cómodo, y eso me dió gusto por ti, porque yo sabía que a ti lo que te gustaba, era la comodidad.

Seguíamos hablando como si nada cuando entré al mismo corporativo que tú. Nadie sospechó nada nunca, pero tenías que guardar esa carta sin avisarme nada…

Ella no pudo evitar enojarse conmigo, pero cuando lo entendió todo, lo sincero que habías sido con ella, lo humano que habías sido siempre… No tuvo más opción que quedarse tranquila,

Aún estaba en mi cabeza la última vez que nos habíamos saludado en el corporativo.


    Amo casi cualquier forma de arte. No puedo vivir sin bailar ni respirar una semana seguida sin escribir. Las letras son mi refugio, y el baile mi manera de exhalar. Tengo 21 años y estudio Mercadotecnia y Medios digitales en México. Todo lo que ven aquí son pedacitos de mí que quise meter en este baúl, son libres de acabárselos a críticas. Al final del día, los lectores hacen al escritor.


    previous post

    Realidad alterna-Parte 1

    next post

    MAPA


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    nueve + 6 =

    Follow by Email
    Facebook
    Twitter