Desahogo y reseñas

Uncategorized

Mezclilla

diciembre 12, 2020

Mezclilla

Eres como la raya en la mezclilla que tengo que borrar, porque me equivoqué en el punto de referencia para trazar la primera línea.

Y ya había remarcado esas líneas, que tuve que mover porque no me daba la medida que necesitaba para todos los trazos que tenía que recortar.

Me costó quitarlas, y de nunca haberlas remarcado, hubiese sido más fácil borrarlas todas. Incluso empezar de cero me frustraba menos que ver esos borrones en la tela, esos errores esparcidos difíciles de quitar. Soplaba sobre la tela y no se movía esa incómoda huella que yo mismo había permitido que el gis generara en mi preciada tela.

Detesto esas líneas, esos borrones, huella de la ilusión inicial de que los trazos estarían alineados.

Tengo ganas de tirar la mezclilla al río, al río que centrífuga. Quiero que salga sin líneas y que nadie pueda adivinar que me equivoqué trazando la primera línea. Que nadie pueda atisbar siquiera que soy estúpida.


    Amo casi cualquier forma de arte. No puedo vivir sin bailar ni respirar una semana seguida sin escribir. Las letras son mi refugio, y el baile mi manera de exhalar. Tengo 21 años y estudio Mercadotecnia y Medios digitales en México. Todo lo que ven aquí son pedacitos de mí que quise meter en este baúl, son libres de acabárselos a críticas. Al final del día, los lectores hacen al escritor.


    previous post

    The One That Got Away

    next post

    LA MANCHA DEL CIELO


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    10 − ocho =

    Follow by Email
    Facebook
    Twitter