Desahogo y reseñas

Uncategorized

Vapor.

agosto 18, 2019

Vapor.

A veces pienso en que ya tengo que cambiar la cara de cuando leo tus mensajes, porque siento que me brilla el rostro.

Y no quiero que nadie vea.

Todas las canciones que escuchamos ese día las siento diferentes. Me llegan los flashbacks en ciertos versos, de dónde estaba, de cómo estaba, de cómo me tenias, de qué prendas traía aún.

La emoción se difuminó por todas partes, como humo en el sofá, humo frente a tu espejo, humo entre tus sábanas. Vapor.

Ese patrón que se entromete en tus miradas cada que me estás viendo cambiar de una yo a la otra. De no creer lo que está frente a tus ojos, como si fuera un milagro.

No es casualidad que me sienta obligada a dudar de todo lo que está pasando. De lo bien que me siento, de lo fácil que fluye el te quiero de mi corazón hasta mi lengua, de la fuerza y felicidad que sé que se ve vibrar entre los dos.

No quiero que se detenga.


    Amo casi cualquier forma de arte. No puedo vivir sin bailar ni respirar una semana seguida sin escribir. Las letras son mi refugio, y el baile mi manera de exhalar. Tengo 21 años y estudio Mercadotecnia y Medios digitales en México. Todo lo que ven aquí son pedacitos de mí que quise meter en este baúl, son libres de acabárselos a críticas. Al final del día, los lectores hacen al escritor.


    previous post

    Me quiero quedar

    next post

    No


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    5 + 20 =

    Follow by Email
    Facebook
    Twitter