Desahogo y reseñas

Cuentos

LADRÓ Y LADRÓ

julio 21, 2019

LADRÓ Y LADRÓ

Popeye era sacado a pasear todas las mañanas. Su dueño lo llevaba cerca de la montaña y ahí descansaban media hora. Después caminaban hacia el lago donde el dueño acostumbraba alquilar una lanchita. Popeye a veces saltaba al lago y nadaba un par de minutos, luego su dueño le chiflaba para descansar y lo subía con mucho esfuerzo.

Popeye fue sacado a pasear como todas las mañanas, aunque ese día su dueño iba muy lento. Cuando llegaron a la montaña no descansaron media hora, sino una hora entera. Se dirigieron al lago y, una vez en la lanchita, Popeye se lanzó de esta al agua a nadar los acostumbrados minutos.  Su dueño no chifló ni gritó su nombre, Popeye ya estaba cansado. Nadó hacia la lancha esperando a que lo subiera pero eso tampoco ocurrió. Chilló y rascó la madera esperando captar su atención, pero su dueño ni siquiera se asomó.

Ladró y ladró mientras seguía intentando fallidamente subir a la lancha hasta quedar flotando junto a ella.


    Written by:


    previous post

    Hegel el destrozado.

    next post

    Chilvary is dead


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *