Desahogo y reseñas

Uncategorized

Chilvary is dead

julio 31, 2019

Chilvary is dead

Me podría estar horas hablando con mis amigos de las razones por las que me gustas. De cómo me di cuenta de que eras un buen chico cuando respetaste cada línea que tracé. De cómo me pareciste un niño maduro cuando descubrí que ya no era el dinerito de tus papás con el que me querías invitar un café.

De cómo tuve un mini shock con uno o dos de tus gestos de caballero. They say chilvary is dead. De cómo sé que te mereces todos los besos del mundo.

Me dan ganas de contarles lo bonito que te brillan los ojos cuando me hablas de lo que te encanta y de cómo se te apagan los ojos y me abrazas más fuerte cuando me platicas un secreto triste.

Quiero presumirte. Porque sé que te la estás jugando por mí y que no vas a quitar el dedo del renglón. Quiero que ellos vean lo feliz que me hace saber que no pude y que no podría detenerte. It feels impossible.

Quiero, quiero, quiero.

¿Quiero?

Sí, sí quiero.


    Amo casi cualquier forma de arte. No puedo vivir sin bailar ni respirar una semana seguida sin escribir. Las letras son mi refugio, y el baile mi manera de exhalar. Tengo 21 años y estudio Mercadotecnia y Medios digitales en México. Todo lo que ven aquí son pedacitos de mí que quise meter en este baúl, son libres de acabárselos a críticas. Al final del día, los lectores hacen al escritor.


    previous post

    LADRÓ Y LADRÓ

    next post

    Si supieras


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    nueve − dos =

    Follow by Email
    Facebook
    Twitter