Desahogo y reseñas

Textos Uncategorized

2018, Z.

enero 4, 2019

2018, Z.

Iba a escribir esto antes de que terminara el 2018 pero luego pensé ¿a quién le importa cómo fue tu año?” y hablando de esto con una de mis mejores amigas ella dijo “a mí” y aquí estoy nuevamente, a cuatro días del 2019.

Hoy no quiero reflexionar, ni dar consejos, ni pensar mucho; sólo quiero dedicar un leve espacio a las personas que amo y a mí misma sin mucho alboroto, sin palabras rebuscadas y sin nada de orden.

Si tuviese que describir el año 2018, tal vez me referiría a él con una sola palabra: curioso. Curioso porque cosas increíbles sucedieron y al mismo tiempo cosas terribles pasaron. Curioso porque hice cosas que creí nunca haría y porque dejé de hacer aquellas que pensé jamás dejaría de hacer. Curioso porque mis calificaciones perfectas bajaron un poquito pero mi lectura de literatura volvió a ser grandísima. Fue un año curioso y por eso me atrevo a decir que fue mi mejor año.

Muchos hablan del 2018 como un año terrible y escuchando a esas personas pude entender por qué (aunque debo admitir que escuchándolas también pensé “wo, pese a que vivimos juntos cosas increíbles la experiencia no fue suficiente y obviamente no lo vivieron como yo, lástima”.)

Mi cumpleaños, que fue a finales del primer mes, fue de los peores cumpleaños que pude tener pero estuve rodeada de amor que me brindaron mi familia y amigos. Rescato el amor y apoyo de esas personas en ese día y es por ello que mi cumpleaños 20 aunque terrible, hermoso.

Los lazos con la mayoría de mis amigos se hicieron más fuertes, conocí a personas nuevas que realmente nunca esperé pero que han hecho un cambio asombroso e inesperado en mi vida: H, esto es para ti pues te convertiste en un gran amigo, apoyo, confidente y más en lo que parecieron segundos. Eres una persona maravillosa y sin duda una de la mejores ahora en mi vida, gracias por escuchar y estar ahí (aunque últimamente no tanto). Te aprecio mucho e hiciste del 2018 algo memorable.

D, amiga mía, de mis mejores amigas. Equipo, eres tú sin duda mi revelación del 2018, llevamos tanto tiempo hablando, conociéndonos y estando para la otra, pero el año que pasó fue muy distinto. Descubrí en ti algo que jamás pensé y lograste atrapar mi corazón, estoy enormemente agradecida contigo porque has hecho que mi vida cambie por completo, me has acogido y has estado conmigo cada que te necesito, incluso cuando pienso que no necesito  nada y a nadie. Te agradezco cada palabra, texto y audio que le dedicas a mi vida y ¿sabes? Le agradezco infinitamente  a Dios por permitirme verte por primera vez después de 5 años en persona y así poder abrazarte tan fuerte como había esperado todos esos años. Tu abrazo, el tenerte a un lado de mí aunque sea por unas horas, fue lo que llevó a la cima este año.

AC (S), mi mejor amiga desde hace 8 años (pronto 9), la que conoce cada detalle de mi vida y aun así permanece conmigo. Mis lazos contigo se hicieron más fuertes, no tengo mucho que decirte pues ya lo sabes: te amo. Te amo más que a todos; te amo por cada virtud y defecto tuyo; te amo cuando estamos juntas y te amo más cuando estamos lejos para que así no deje de amarte ni tantito; te amo cuando estás enojada e intento amarte diferente cuando estás triste. Por ti conozco lo que realmente resistir, lo que es la verdadera amistad y cómo carajo se sobrevive después de 8 años juntas. No puedo hacer nada mas que agradecerte y seguirte amando, eres esa parte especial de mi vida que no dejaré ir nunca.

J y M, fue muy lindo verlas este año, una experiencia maravillosa. Las amo muchísimo. M (Z), ya te dije antes lo que fue para mí verte, no hace falta repetirlo. Sabes que eres muy importante en mi vida, de mis mejores amigas y estoy muy orgullosa de ti.

Después de estos testamentos quiero decir lo siguiente:

Vi al amor de mi vida, Harry Styles, en concierto, una de las experiencias más maravillosas, sí, sí, sí. Me subí a la Torre Latino con todo y mi miedo a las alturas y mi trauma postraumático después del temblor del 19 de Septiembre del 2017. Me enamoré y recibí este año en ese estado de un chico un poco estúpido pero bastante lindo que espero me dure todo el 2019. Conocí a tres de mis amigas de internet y como dije, reforcé lazos con mis amigos de años. Mi universidad estalló en huelga y la levantó un mes después, le aventé piedras al estupidísimo de Mario Cortés y grité con todas mi fuerzas “PUTO SINDICATO DE MIERDA” en la cara del puto sindicato de mierda. Y por último, me enamoré de la vida y de mí misma (aunque sigo pensando que la vida también es una mierda aunque en esa mierda hay cierta belleza).

Fue un año lleno de aventuras y experiencias increíbles.

Esta página sin duda marca el 2018 y estoy exageradamente orgullosa de lo que A y yo hemos hecho aquí. Gracias por todo.


    Escritora.


    previous post

    LAS GORDAS

    next post

    21


    Leave a comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    1 × 3 =

    Follow by Email
    Facebook
    Twitter